Las posibilidades de cobertura adicional en los seguros a todo riesgo

Dentro de las posibilidades de cobertura adicional de los seguros a todo riesgo, en los últimos años se han ido incorporando nuevas características para hacer los seguros mucho más modernos, aunque no todas estas están ofertadas por todas las compañias de seguros de coche. Sirven como ejemplo: los préstamos para la reparación del vehículo propio, defensa en multas, subsidios por retirada del carnet o por inmovilización del vehículo, vehículo de sustitución, etc.

Vamos a analizar ahora en qué consiste una de ellas, la del préstamo para la reparación del vehículo asegurado.

Si tenemos que reparar nuestro vehículo como consecuencia de un accidente que la compañía de seguros no cubre por tener una póliza de daños a terceros, o por tener seguros a todo riesgo con franquicia, la compañía nos puede conceder un crédito (limitado a una cantidad en proporción a la póliza) a pagar en un plazo de tiempo no superior a los dos años para su cuantía máxima sin ningún tipo de requisito adicional al conductor del vehículo y con el aval del propietario en caso de ser otra persona distinta.

Para las pocas compañías que tienen esta cobertura, uno de los requisitos principales es que la reparación debe ser tasada por un perito de la compañía, con el fin de evitar excesos.

De esta manera, podemos salvarnos de un momento malo económicamente hablando y solventar una situación difícil.

Esta es una de las más novedosas coberturas del mercado, las compañías de seguros intentan mejorar y hacer más atractivos los seguros de automóviles, y la competencia entre ellas hace que los consumidores seamos los más beneficiados.